Imagen

JAVIER JOVEN. Contra Acción (Pl 03)

Del 14 de junio al 17 de septiembre

Javier Joven (Zaragoza, 1976) sintetiza en Contra Acción ideas y búsquedas de muchos años de trabajo. El artista nos invita a un viaje interior y a un acto de detención, un estado intermedio, casi atemporal, inspirado en el taoísmo. La presencia repetida de su figura, asumiendo la responsabilidad absoluta de las acciones, no desprende narcisimo sino autenticidad, humor y humildad. En ese recorrido emocional persigue compartir una conversación íntima con nuestro interior, entendiendo la existencia –y la creación- desde la militancia individual e incorporando la memoria: “Trato de plasmar algo inefable, que trasciende mi experiencia particular. La experiencia mística aspira a ser universal, pero paradójicamente es extremadamente personal”.

En al primera etapa de ese recorrido emocional, LOGOS, sale a predicar, libro en mano, las virtudes de la razón a los animales, a los árboles y a los vegatales: Arropamos de palabras lo real para protegernos: adherimos piel a las vísceras de lo cotidiano.

Y descubierta la incapacidad para influir en el entorno, se accede a la segunda fase, SILENCIO, para la cual, cambia de atuendo. Utiliza la neutralidad del pasamontañas y permanece hierático en diferentes ambientes alusivos a sus recuerdos: El silencio es un acto de compromiso con lo real. La rebelión de la conciencia marcada. También la intución del vacío, de la nada que acecha y precariza e intensifica nuestra expriencia

Y tras el silencio, en tercer término, llega la QUIETUD, esa pasividad creativa: En la búsqueda de quietud he tenido dos momentos: la experimentación de mi propio fluir espontáneo y la conexión con algunos hechos de mi pasado familiar. A veces, cuando te detienes, se agolpa en ti la memoria que arrastras. A esta serie pertenecen piezas pictóricas abstractas de enorme belleza como Wu Wei (interior enmarañado) y Caos, germen.

Sólo al final se atisba una idea de porvenir, de PROFECÍA, y el círculo por fin se cierra: Finalmente, una intuición honda e inconmesuarble me abraza, me mece y cierra mi proceso como si de un círculo se tratara. El vacío, entonces, no es una acechanza, sino un sentimineto de plenitud. En el último cuadro reúne todos los elementos de los estadios anteriores (el porte serio, los libros, la quietud, la abstracción pictórica… la nada). Nada que afirmar, nada que perder.

.

Javier Joven es licenciado en BBVA por la UPV, finaliza sus estudios artísticos en la Academia de Venecia. Su vocacional dedicación a la pintura –siempre protagonista- no le impide experimentar con otros soportes, hasta desembocar en una obra con recursos intermedia, campo que prefiere actualmente. Expone en diversos países y obtiene varios premios y distinciones. Su obra está presente en colecciones de múltiples instituciones. Desde 2001 compagina su actividad artística con la docencia, en la Universidad de Zaragoza y en divresos centros de Educación secundaria de Zaragoza.

Hoja de sala

 


07 \ 06 \ 2017
Gobierno de Aragón
IAACC Pablo Serrano
Paseo María Agustín, 20, 50004 Zaragoza
976 28 06 59 \\\ 976 28 06 60
Aviso legal
Accesibilidad